Saltar al contenido

Las 5 mejores almohadillas eléctricas en calidad precio

Ofertas almohadillas eléctricas 2020

¿Presentas dolores musculares o acabas de tener una contractura? De ser así, te presentamos el objeto perfecto para solucionar tu problema, la almohadilla eléctrica. Este producto se puede utilizar tanto en la espalda, brazos, piernas… es decir, en todas las partes del cuerpo. Te aliviará y te calmará el dolor, ¡y en tan solo unos días estarás como una flor! Por eso, a continuación, analizaremos el artículo periodístico de hoy: Las 5 mejores almohadillas eléctricas. ¡Allá vamos!

Las 5 mejores ofertas de almohadillas eléctricas

Hoy os traemos la recopilación de: Las 5 mejores almohadillas eléctricas para que puedas calentar las zonas del cuerpo, y de esta forma, evitar el dolor.

Lumbar 120W – Almohadilla eléctrica con 3 niveles de potencia de calentamiento y una potencia de 120W

El primer modelo a presentar es el Lumbar 120W. Este producto tiene unas dimensiones de 65×100 centímetros, por lo que cubre toda la espalda, piernas, abdomen… es decir, todas las partes del cuerpo. Cuenta con 3 niveles de potencia de calentamiento (bajo, medio y alto). Además, la temperatura va de 45℃ a 65℃. Asimismo, está diseñada para adaptarse a tu cuerpo. Está hecha de un material de abanico suave y agradable para la piel, por lo que es cómoda y duradera.

También, establece una potencia de 120W y una duración de 90 minutos. Por otro lado, se calienta rápidamente, lo que acelera el alivio del dolor. Sostiene tres posiciones de ajuste para alrededor del cuello y los hombros, y un cinturón para que te sujete bien la cintura, y la manta no se caiga.

MaxKare 60x90cm – Almohadilla eléctrica con 6 niveles de calentamiento y 2 configuraciones de temporizador

El segundo modelo a analizar es el MaxKare. Cuenta con la tecnología de calentamiento rápido, por lo que calienta en cuestión de segundos. Además, al tener unas dimensiones grandes, hace que la almohadilla se caliente por todo el cuerpo. Posee 5 niveles de calentamiento y 2 configuraciones de temporizador. Asimismo, este producto, se adapta perfectamente a tu cuerpo. Si la almohadilla se mancha, se puede lavar las veces que sean necesarias, incluso meterla en la lavadora. También, ha obtenido la doble certificación de seguridad y está equipado con alambres calefactables de gran calidad con doble protección, por lo que cuando hay un exceso de calor por uso inadecuado, la protección contra sobrecalentamiento se activa para prevenir riesgos de seguridad.

ATMOKO HP121A – Almohada eléctrica de varios usos pudiéndose meter en la lavadora

El tercer modelo a destacar es el ATMOKO HP121A. Esta almohadilla se caracteriza porque se calienta en cuestión de segundos, es bastante segura, y se puede usar de muchas maneras, por ejemplo, como una manta. Además, si se mancha, se puede lavar las veces que sean necesarias, incluso meterla en la lavadora, ya que no se estropeará. Asimismo, produce mucho calor, de forma que se te pasará el dolor en muy poco tiempo aliviándote la zona molesta. También, está diseñada tanto para si te la pones seca como húmeda. Por otro lado, la temperatura tiene un rango entre 45℃ a 65º, y tiene un mando para controlar la temperatura.

Hosome – Almohada eléctrica con una potencia de 100W e incluye una banda elástica de velcro

El cuarto modelo a tener en cuenta es el Hosome. Este producto se calienta bastante rápido, en tan sólo 30 segundos; 3 veces más rápido que otros modelos. Además, cuenta con 6 configuraciones de calor y apagado automático de 2 horas, de forma que cuando llegues al tiempo máximo, la almohadilla se apagará para evitar un posible sobrecalentamiento. Asimismo, posee unas medidas de 30×60 cm, de tal forma, que cubre toda la espalda, hombros, etc.

Contiene una potencia de 100W.  Se puede introducir en la lavadora, y posee una bolsa de almacenamiento adicional. También, la parte que estará en contacto con nuestro cuerpo está hecha de franela, lo que se traduce en: una mejor conductividad térmica y un tacto muy agradable. Por otro lado, incluye una banda elástica de velcro para que puedas sujetar y ajustar la almohadilla a la parte del cuerpo donde necesites aplicar calor, sin necesidad de tener que estar agarrándola todo el rato.

MaxKare HP05E-5161 – Almohadilla eléctrica con función de apagado automático y cable de alimentación extralargo

El último modelo que tenemos es el MaxKare HP05E-5161, pero no por ello es menos importante. Este producto de gran tamaño (50x60cm) está hecha de franela. Envía y retiene el calor, de manera que te aliviará el dolor proporcionando calor por todas las partes del cuerpo. Además, es flexible y fácil de transportar.

También, puedes echar una capa de agua nebulizada en la superficie para usarla como una compresa húmeda y caliente para reducir la pérdida de agua en la piel y aliviar el dolor. Asimismo, tiene la función de apagado automático cuando pasa más de hora y media sin utilizarse. Por otro lado, posee un cable de alimentación súper largo de 220cm, por lo que no hará falta que estés pegado al enchufe.

Sugerencias a la hora de comprar una almohadilla eléctrica

A continuación veremos unas sugerencias que te pueden servir de guía si compras una almohadilla eléctrica.

Ofertas almohadillas eléctricas 2020

El tipo de almohadilla

Dependiendo del tipo de dolencia o molestia que presentes, te vendrá mejor unas almohadillas u otras. (Almohadilla eléctrica clásica, almohadilla eléctrica lumbar/cervical y la almohadilla eléctrica lumbar).

Nivel de calor

Uno de los aspectos que más valoran las personas que van a comprar una almohadilla eléctrica es la intensidad de calor que proporciona. El calor alivia el dolor.

Potencia

La máxima potencia que puede llegar a tener una almohadilla eléctrica son 120 vatios (W). Cuantos más vatios tenga el producto, más calor proporcionará.

Nivel de temperatura

Otro de los rasgos en los que hay que fijarse es en la temperatura. Dependiendo del tipo de almohadilla que compres, tendrá unos niveles de temperatura u otros. Normalmente tienen de 3 a 6, y los límites suelen oscilar entre los 40 y los 70º C.

Función de apagado automático

Esta función es muy importante. Si la almohadilla eléctrica está demasiado tiempo funcionando, se producirá un sobrecalentamiento de la misma, por lo tanto, se apagará automáticamente, y de esta forma, se evitarán posibles quemaduras, además de servir para ahorrar energía.

Tamaño y flexibilidad

Otros factores a tener en cuenta son el tamaño y la flexibilidad. Influye en la facilidad con la que la almohadilla eléctrica puede adaptarse a las diferentes partes del cuerpo, y la comodidad a la hora de cubrir un foco de dolor determinado.

¿Cómo funciona una almohadilla eléctrica?

La almohadilla eléctrica es un aparato eléctrico que proporciona calor. Generalmente, se coloca sobre la zona de tu cuerpo donde tengas dolor.  Estos productos tienen un termostato que ajusta la cantidad de calor que la manta produce.

Conclusión

La almohadilla eléctrica es el accesorio perfecto para combatir tanto el frío como el calor, además de aliviar o relajar esos dolores o contracturas que tengas en el cuerpo. No obstante, a la hora de comprar un producto como este, deberás tener en cuenta que características o necesidades te compensan más. Si el que se caliente en cuestión de segundos, y de esta forma, te aliviará el dolor proporcionando calor lo antes posible, o si, por el contrario, lo que más te interesa es que contenga la función de apagado automático.

De todas formas, si aún así, no te has decidido en llevarte una en concreto, te dejamos el portal web de Amazon. Ahí podrás ver todo tipo de comentarios y reseñas que han escrito los compradores.