Saltar al contenido

TURATA IPL | Reduce el crecimiento del vello en solo tres fases

TURATA IPL

Depilarte en casa con la tecnología de luz pulsada intensa y obtener los mismos resultados que en un salón de estética, es algo que podrás conseguir gracias a la TURATA IPL. Esta depiladora casera IPL comienza a destruir vello a las pocas semanas de uso, de modo que en unos dos meses este ralentizará su crecimiento.

A su vez, como dispone de una función refrigerante apenas notarás dolor y con su cabezal fijo llegarás a cualquier área de tu cuerpo con facilidad.

Potencia 4,9 J/cm2
Intensidades 5
Tiempo de depilado 6 minutos (piernas)
Reducción del vello visible 8 semanas
Tonos de piel tratados I-III
Número de flashes Sin especificar
Modo de disparo Manual y automático
Velocidad de disparo Variable según el modo escogido
Modelo inalámbrico
Detección del tipo de piel
Filtro UV
Apto para tatuajes
Acreditación dermatológica
Cabezales 1 incorporado

En un mes el pelo ya comienza a debilitarse

La TURATA IPL es una depiladora bastante completa como irás comprobando a lo largo del desarrollo descriptivo que vamos a realizar en cada apartado. Por un lado, decir que su potencia máxima es de 4,9 J/cm2, que no está nada mal para un aparato de gama media-baja. Luego además, tienes cinco niveles de intensidad para ajustarla a tu sensibilidad.

Los resultados varían en función de la semana de tratamiento en la que estés. Así, en las tres primeras semanas (fase 1), el folículo piloso va absorbiendo el calor. Luego, entre la cuarta y séptima semana (fase 2), es cuando el cabello ya comienza a debilitarse y la mitad de los pelos ya no crecen. A continuación, en la fase 3, es decir entre la octava y duodécima semana, la inhibición de la regeneración es una realidad. A partir de este momento, solo será necesario usarla una o dos veces al mes para que el efecto se consolide.

En general, conseguirás depilar de forma rápida cualquier parte de tu cuerpo. Para la cara solo es necesario un minuto, medio minuto más para las axilas y tan solo dos para los brazos. En el caso de las piernas, el tiempo se amplía a cuatro minutos, mientras que para la espalda tendrás que emplear un total de cinco minutos.

Apta para pieles blancas, beige o marrones claras

Esta máquina es aplicable a solo tres tonos de piel: blanca o marfil, beige y marrón claro. Así, no la podrás utilizar si es marrón, marrón oscuro o negra. Los colores de pelo que comprende son negro y todos los tipos de castaño, desde los más oscuros a los más claros. No podrán usarla, por tanto, si lo tienes rubio, pelirrojo o blanco y gris.

Como no tiene un detector de la tonalidad dérmica primero es necesario que compruebes qué intensidad admite tu piel. Para ello, lo recomendable es que empieces en el nivel más bajo, que es el uno, y que luego si ves que lo toleras bien, lo vayas aumentando.

Incorpora función “Ice sense”

La depiladora IPL TURATA es un modelo que no presenta ninguna complicación a la hora de manejarlo. Al contrario, para iniciar el tratamiento solo tienes que pulsar el botón de encendido una vez la conectes a la red, y a continuación escoger el nivel de intensidad.

Su peso de menos de un kilo (927 gramos), y su diseño ergonómico permiten que puedas acceder a cualquier zona de tu cuerpo con total comodidad.

Otro detalle a su favor es que incorpora una función de “Ice sense”. Con ella la máquina alcanza una temperatura de entre 0ºC y 5ºC, enfriando la dermis en cada aplicación y disminuyendo la sensación que genera la emisión de los pulsos sobre la piel.

En el pack se incluyen igualmente unas gafas negras que deberás ponerte cada vez que utilices la depiladora.

Incluye dos modos: manual y automático

Una vez compres esta máquina para depilarte en casa, no necesitarás reemplazar ningún accesorio y probablemente te dure muchos años. Esto es así porque su lámpara es de 999.999 pulsos, por lo que podrás realizar los tratamientos completos de todo el cuerpo y luego mantenerlos a lo largo del tiempo con el mismo aparato.

Como la mayoría de estos productos, posee un modo manual y automático. El manual es adecuado para esas áreas que son más pequeñas o de difícil acceso, como las axilas, los labios, los dedos, etc. Mientras que el de Slide o automático, siempre se recomienda para zonas más grandes como la espalda, las piernas, los brazos o el abdomen.

Cabezal con sensor de contacto

Dado que la máquina puede emitir el máximo de pulsos que admiten estos dispositivos, no tendrás que preocuparte de cambiar el cabezal. Además, este se ha diseñado para que puedas aplicarlo de forma sencilla en cualquier parte de tu cuerpo: cara, brazos, piernas, axilas, espalda, etcétera.

Este modelo tiene un sensor de contacto con la piel, de modo que el cabezal se muestra rojo si este es insuficiente, y se torna azul si dicho contacto con tu dermis es el adecuado. Este sistema te garantiza un uso correcto del aparato.

Los hombres pueden usarla también, menos en la cara

Este modelo está preparado para que ambos sexos lo empleen de forma indistinta. Ahora bien, los hombres solo pueden recurrir a partir de los hombros y por debajo de los mismos, es decir, pecho, espalda, piernas, brazos y abdomen.

Al mismo tiempo, debes saber que no puedes aplicar la máquina sobre ningún tatuaje o herida, verruga o alteración que presente tu dermis.

Conclusión: depiladora económica con función contra el dolor y una vida útil larga

Si te decantas por la TURATA IPL como tu opción para depilarte con la tecnología de luz pulsada intensa en casa, tendrás un buen producto a un precio excelente. En comparación con otros ejemplares de gamas superiores lo cierto es que está bastante bien al menos si te fijas en una serie de aspectos concretos. Uno de ellos es su vida útil, que con sus 999.999 pulsos, duplica a modelos mucho más caros.

Por otra parte, hay que añadir que aunque su potencia máxima no sea de las más altas, es adecuada para conseguir resultados definitivos a partir de las ochos semanas, como gran parte de estos aparatos. Y otro elemento que no debes pasar por alto, es que añade una función de enfriamiento o “Ice sense”, que no es tan común en las depiladoras IPL como se pudiera pensar.