Saltar al contenido

Las mejores cremas faciales de 2022

¿Quieres comprar la mejor crema facial para nutrir tu rostro en profundidad y devolverle la luminosidad? Estás de enhorabuena, desde esta web te ayudamos con esta comparativa. Además, encontrarás una guía que hemos elaborado para conocerlo todo sobre las mejores cremas faciales. ¡Sigue leyendo!

Las mejores cremas faciales

Ahora mismo vamos a recoger cuáles son las cremas faciales que más triunfan de Amazon, al igual que la drescripción de los distintos modelos.

Puesto Nº 1
Bella Aurora Crema de Día Antiedad 50+ Años, 50 ml | Crema Facial Anti-Arrugas...
  • La Crema Facial de Día Splendor 10 es un tratamiento anti-edad que a través de la epigenética actúa sobre cada uno de los 10 signos del envejecimiento de la piel: reduce arrugas, reafirma, unifica el tono y redensifica. Es ideal para el cuidado diario de pieles maduras o mayores de 45 años.
  • ANTIMANCHAS REAFIRMATE: Tensa y reafirma el óvalo facial, actuando directamente sobre las manchas oscuras de melanina y lipofuscina, sin decolorar la zona de alrededor. Ilumina el rostro apagado y fatigado, reduce el tamaño de los poros y afina el relieve cutáneo.
  • HIDRATA Y SUAVIZA LA PIEL: Acelera la recuperación de la función barrera de la piel, manteniendo un óptimo nivel de hidratación, estimula la renovación epidérmica para una piel más suave y confortable.
  • CÓMO APLICARLO: Aplicar mañana sobre el rostro, cuello y escote perfectamente limpios, realizando un suave masaje hasta su completa absorción
  • EFICACIA: Marca cosmética 100% especializada en anti-manchas blancas y oscuras, cremas antiedad, despigmentantes y productos para pigmentar la piel en caso de hipopigmentación. Todos nuestros productos de Bella Aurora se han testado dermatológica y oftalmológicamente y han demostrado su eficacia bajo estudio multi-étnico.
36% de DescuentoPuesto Nº 2
L'Oréal Paris Crema de Día Rellenadora Anti-edad Revitalizante Revitalift...
  • Crema de día anti-edad con efecto revitalizante, Cuidado de la piel madura para restaurar el volumen del rostro y rellenar las arrugas
  • Resultados: Tejido cutáneo más firme y tonificado a partir de 4 horas, Las arrugas de la frente y las patas de gallo se reducen en 4 semanas, La piel se redensifica y el volumen del rostro se restaura visiblemente
  • Aplicación: Aplique un poco de crema para extender sobre el rostro y cuello limpios, Aplicar con movimientos ascendentes desde la parte inferior del rostro hasta la parte superior
  • Fórmula rica en ácido hialurónico para una piel radiante y tonificada, Fibroxyl (extracto reafirmante de origen vegetal) para devolver gradualmente el volumen a la piel
  • Contenido: 1x L'Oréal Paris Revitalift Filler Crema de Día Revitalizante, 50 ml
Puesto Nº 3
L'Oreal Cerave Crema Facial, Spf 25, Blanco, Fragrance Free, 52 Mililitros
  • cuidado de la piel :crema facial
  • peso: 52 mililitros
  • crema facial mujer 52 ml
  • Marca:l'oreal cerave
63% de DescuentoPuesto Nº 4
Elizabeth Arden Visible Difference Crema compleja Hidratante 75 ml
  • Facil de usar
  • Color: blanco
  • Visible difference refining moisture cream complex 75 ml
  • Producto de higiene para tu día a día
  • Tipo de piel: seca
18% de DescuentoPuesto Nº 5
Babaria - Crema Facial con Vitamina C y E, Tratamiento Antioxidante y Protector,...
  • Crema tratamiento antioxidante formulada con Vitamina C y E, especialmente diseñada para aportar mayor luminosidad a la piel
  • También reduce las manchas por la edad y protege la piel de la contaminación y la luz azul de los dispositivos electrónicos
  • Además, estimula la síntesis de Ácido Hialurónico y del Colágeno natural de la piel, mejorando su flexibilidad
  • Recomendada para todas las edades y para pieles grasas. Para un efecto más eficaz, utilizar junto con el Sérum de Vitamina C Babaria
  • Aplicar en rostro, cuello y escote mediante un suave masaje hasta su completa absorción. Utilizar mañana y noche

Cómo elegir una crema facial

La crema facial es una emulsión de sustancias destinadas a uso cosmético que están destinadas a nutrir e hidratar la piel de la cara, los ojos y labios excluidos, y el cuello. El rostro de cada persona está sujeto al envejecimiento de la piel, tanto por un proceso natural como por situaciones de estrés o ambiente externo. Es por ello que se necesita un poco de ayuda que pueda dar al rostro mayor elasticidad, tono y por tanto juventud. Así como nuestro cuerpo necesita estar hidratado y nutrido, la piel del rostro también necesita hidratación y nutrición diaria y es por ello que no puede faltar una buena crema facial dentro de tu rutina de belleza para el cuidado de la piel, junto con sueros, mascarillas faciales y productos pensados para la exfoliación y regeneración celular, como pelar y fregar. Cuando te estés preparando para elegir el tipo de crema facial que mejor se adapte a tus necesidades, te encontrarás con innumerables tipos, cada uno dirigido a resolver o aliviar un determinado problema. Para elegir el producto más adecuado, es recomendable conocer todos los aspectos de las muchas cremas faciales populares, desde los ingredientes contenidos hasta la función específica que realizan. Antes de una compra de este tipo es importante, por ejemplo, saber cuál es tu tipo de piel: seca, grasa, mixta o sensible. Dependiendo de la respuesta, será necesario aplicar un determinado producto en lugar de otro. En esta guía te acompañaremos en este proceso de selección, ayudándote a comparar los distintos tipos y elegir el que mejor se adapte a tus necesidades reales. Si buscas una crema facial adecuada para la piel masculina, también puedes consultar nuestra guía de compra dedicada a las cremas faciales masculinas.

Aplicación

Una primera gran distinción a hacer en el vasto mundo de las cremas faciales es el tipo de aplicación, o la hora del día en que necesita usarlas. Si ya has realizado la primera investigación habrás notado que casi todas ellas se dividen en cremas para el día y cremas para la noche. Veamos cuáles son sus principales características y por qué difieren entre sí.

Crema facial de día

Las cremas faciales de día, en la mayoría de los casos, tienen una composición mucho más ligera que las de noche. Su función principal es proteger la piel de la cara de los agentes ambientales externos, especialmente contrarrestando el agrietamiento. Este tipo suele ser rico en vitaminas y otros ingredientes nutritivos e hidratantes que veremos más adelante.

Crema facial de noche

El discurso cambia en cambio con las cremas faciales nocturnas, ya que se trata de emulsiones que tienen una acción duradera o que en todo caso apuntan a un resultado a largo plazo. La tarea de las cremas a aplicar por la noche es regenerar las células de la piel para que vuelva a aparecer joven y elástica, como en el caso de las cremas faciales para pieles maduras, ricas en ácido hialurónico.

Función

Una vez que hayas hecho la primera gran distinción puedes proceder con tu investigación pensando esta vez en la función principal y la acción que más interesa a la piel de tu rostro. En el mercado, de hecho, cada tipo de crema facial tiene una función específica adecuada para resolver un determinado tipo de problema. Veamos juntos cómo se dividen y cuáles son sus principales características.

Crema facial hidratante

La función principal de una crema facial es sin duda hidratar la piel para que siempre sea joven y elástica y, dependiendo de la composición, se puede utilizar para pieles secas, grasas o mixtas. A su vez, esta tipología se divide en tres subtipos:

  • Simples: aquellas cremas que tienen una duración muy corta en comparación con las demás, de unas 24 horas;
  • Emolientes: son en cambio aquellas cremas que, además de ser hidratantes, también incluyen sustancias calmantes y suavizantes para la piel y suelen tener una mayor duración.
  • Antihidratantes: son las emulsiones más potentes y efectivas ya que crean una película protectora para que la sustancia pueda tener tiempo de actuar desde el interior.

Crema facial matificante

Las cremas faciales matificantes le permiten regular la producción de sebo en pieles grasas o mixtas. Los poros dilatados se tensan gracias a la acción de sus principios activos que suelen formar parte de una composición cosmética con una consistencia muy ligera. Gracias a esta crema podrás decir adiós a las zonas brillantes y así tener una piel más uniforme.

Crema facial antiarrugas

La crema facial antiarrugas es la más utilizada por las personas mayores de 50 años, pero hoy en día también es aplicada por personas mucho más jóvenes precisamente para prevenir surcos antiestéticos en la piel. En la base de este tipo de crema hay ingredientes como el ácido glicólico, el ácido hialurónico y el AHA, alfa hidroxiácidos, que sirven precisamente para eliminar a fondo todas las células muertas y promover el proceso de regeneración. A diferencia de las cremas faciales hidratantes o nutritivas, también están disponibles tratamientos antiarrugas en forma de suero, un concentrado fluido y ligero de ingredientes activos que, a diferencia de la fórmula de la crema, no incluye ese componente graso típico de esta última. La crema facial y el suero antiarrugas se pueden combinar para obtener un cuidado completo de la piel.

Crema facial iluminadora

La crema facial iluminadora no está muy extendida y es conocida, pero al mismo tiempo es muy útil. Es un tipo de crema perfecta como base para el maquillaje, ya que da el brillo adecuado en los lugares necesarios del rostro para obtener un maquillaje duradero y de cobertura. En el mercado existen diferentes matices dependiendo del tipo de piel, por lo que deberás elegir la más cercana a tu tono.

Crema facial aclarante

Las mejores cremas faciales

Es un tipo de crema facial destinada a contrarrestar problemas de envejecimiento de la piel como la aparición de manchas oscuras, por ejemplo, debido a la producción excesiva de melanina. Al mismo tiempo, la crema facial aclarante, dada su composición, también es adecuada para hidratar, proteger y purificar.

Crema facial nutritiva

La crema nutritiva es una de las más adecuadas para ser utilizada por la noche, con el fin de ayudar a las células a protegerse de los agentes nocivos tanto presentes en el medio ambiente como asimilados a través de una dieta deficiente. Este tipo de crema tiene una composición muy grasa a base de manteca de karité, aceites vegetales, manteca de cacao, etc.

Crema facial reafirmante

Es sabido por todos que, con el avance del tiempo, la piel tiende a relajarse, incluso la de la cara, por lo que se necesita un poco de ayuda para contrarrestar este proceso natural. Una crema facial reafirmante podría ser la solución adecuada, ya que dará mayor elasticidad a la piel al estimular la producción de colágeno natural.

Crema facial exfoliante

Por último, como última función tenemos la exfoliante: las cremas faciales de este tipo contienen microesferas que ayudan al proceso de eliminación de las células muertas presentes en el rostro. La exfoliación en muchos casos puede prevenir la aparición de arrugas u otras imperfecciones. Un consejo es llevar a cabo el procedimiento de exfoliación siempre después de la limpieza de la cara realizada con detergente.

Ingredientes

En la base de cada acción y función de las diferentes cremas faciales del mercado se encuentran los ingredientes, que pueden variar en función del tipo elegido. En la mayoría de los casos se trata de principios activos que tienen la finalidad de hidratar pero también regenerar el tejido y las células del rostro. Al mismo tiempo, sin embargo, puede haber sustancias nocivas para nuestro organismo que sería mejor evitar, por lo que, si tienes dudas sobre la lista de ingredientes en el envase, te recomendamos consultar el INCI del producto (Nomenclatura Internacional de ingredientes contenidos en cosmética) antes de comprarlo. Saber qué ingredientes y en qué cantidad están contenidos dentro de una crema facial es, por lo tanto, esencial no solo para comprender su función específica y su efectividad efectiva, sino también para evitar las cremas, a veces incluso costosas, que en realidad contienen sustancias «neutrales» en términos de efectividad, o que se consideran no buenas para nuestro cuerpo. Averigüemos cuáles son los ingredientes principales contenidos en una crema facial y a qué ingredientes prestar atención.

Ingredientes naturales

Entre los ingredientes naturales encontramos algunas sustancias casi siempre presentes dentro de la composición de una crema facial, como la manteca de karité, el aceite de jojoba y el aceite de almendras, muy adecuados para hidratar la piel seca; La miel también se puede introducir en algunas composiciones, gracias a su acción antifúngica y antibacteriana. Muy conocida en el ambiente cosmético es también la planta de aloe vera, muy efectiva en este caso para hidratar la piel. Por último, entre los principales ingredientes naturales encontramos el de baba de caracol, muy utilizado porque favorece la elasticidad de los tejidos, mejora las manchas de la piel y estimula la producción de colágeno.

Vitaminas

Entre los diversos ingredientes responsables de una buena hidratación y nutrición de la piel encontramos vitaminas, también casi siempre presentes en una crema facial. Entre las principales vitaminas encontramos la vitamina C y la vitamina E, con acción antioxidante y protectora contra los rayos ultravioleta, y la vitamina A en forma de retinol, muy adecuada para reconstruir las células desde el interior de la piel.

Ácido hialurónico

En los últimos años oímos hablar muy a menudo del ácido hialurónico y sus propiedades cosméticas. Es una molécula presente en nuestro organismo que ayuda a hidratar los tejidos favoreciendo una mayor elasticidad de la piel. Cuando esta molécula falla, comienza el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, muchas cremas ayudan a prevenir este problema insertando en su composición una parte de ácido hialurónico.

Colágeno

Mejor crema facial

El colágeno también es una proteína que es producida naturalmente por nuestro cuerpo, ayudando a que la piel sea siempre elástica. Para retrasar el proceso de envejecimiento es importante recurrir a un poco de ayuda con la aplicación de colágeno alternativo, contenido en cremas faciales, pero también en mascarillas o sueros.

Certificación orgánica

Cuando hablamos de cremas faciales ecológicas nos referimos a todas aquellas composiciones cosméticas libres de químicos, ácidos o conservantes. Se trata por tanto de un producto 100% natural, no testado en animales, con una composición garantizada y certificada. También en este caso bastará con prestar atención al INCI que se muestra en la etiqueta y al símbolo de certificación «verde«, que garantizará que ha comprado un producto orgánico.

Ingredientes a evitar

Por último, hablemos de los ingredientes críticos, tanto aquellos cuya nocividad para el organismo aún se está estudiando o se ha discutido durante algún tiempo, como aquellos que, aunque no son perjudiciales, no tienen efectos beneficiosos sobre la piel sino que, por el contrario, pueden causar alergias o prevenir la transpiración normal. Empecemos por dos cosas: existe un reglamento europeo que prohíbe el uso de sustancias peligrosas y toxicidad comprobada dentro de los productos cosméticos, por lo que dentro de una crema facial no debe haber sustancias que realmente puedan poner en peligro nuestra salud; sin embargo, hay ingredientes, todavía utilizados hoy en día, cuya nocividad a largo plazo sigue siendo objeto de discusión. Estas son las sustancias que, si es posible, sería mejor evitar. En segundo lugar, no todas las sustancias contenidas en una crema facial entran en circulación en nuestro organismo y permanecen allí, todo depende de la cantidad y tamaño de las moléculas que las componen. Dicho esto, enumeramos a continuación los ingredientes considerados críticos o de riesgo a los que recomendamos prestar más atención:

  • Algunos fenoles, reconocibles por las siglas BHT y BHA, utilizados en cremas como conservantes y antioxidantes pero sospechosos disruptores endocrinos, o sustancias que, acumulándose en nuestro organismo a largo plazo, interfieren con nuestras glándulas endocrinas con efectos cancerígenos.
  • Algunos protectores solares químicos, como el metoxicinamato de etilhexil y el octocrileno.
  • Los famosos parabenos, sustancias antibacterianas y fungicidas que promueven la larga vida útil del producto. Los parabenos se reconocen en la lista de ingredientes porque tienen el sufijo -parabeno (como butilparabeno, propilparabeno, metilparabeno) o se informan con la letra E seguida de un número. El peligro de los parabenos se ha debatido durante algún tiempo: algunos han sido prohibidos, mientras que otros están permitidos solo en pequeñas cantidades. Estas sustancias, incluso si están presentes en cantidades mínimas, aún pueden acumularse con el uso prolongado del producto y, por lo tanto, tienen consecuencias potencialmente negativas para nuestro cuerpo. Atención: los parabenos no deben considerarse sustancias altamente dañinas o incluso mortales, pero, dado que su toxicidad aún está en discusión, es aconsejable preferir cremas que lleven las palabras «sin parabenos».

Otro argumento debe hacerse en su lugar para las siliconas, o aquellas sustancias fácilmente identificables en la lista de ingredientes del producto ya que terminan con el sufijo -uno, como la dimeticona y sus derivados, y las siliconas cíclicas, caracterizadas por el prefijo ciclo-. Estos se utilizan muy a menudo en cremas faciales, ya que le dan a la crema una textura suave y ligera y le dan un efecto aterciopelado y agradable en la piel. Las siliconas en realidad no deben considerarse como ingredientes peligrosos en absoluto, algunas incluso se utilizan para transmitir los ingredientes activos de la crema. Sin embargo, especialmente cuando están presentes en productos sin enjuague como las cremas, crean una película en la piel que impide su hidratación y oxigenación natural. Por lo tanto, es mejor, cuando sea posible, preferir cremas faciales que estén libres de ellas, o que las contengan en pequeñas cantidades, comprobando que las siliconas no estén entre las primeras en la lista de ingredientes. La vaselina también son ingredientes a menudo incluidos en las cremas faciales que tienen la tarea de crear una película en la piel que puede retener el agua y prolongar el efecto hidratante de la crema; estos aceites minerales se utilizan a menudo porque son baratos, inodoros y estables en el tiempo. Una vez más, no se trata de sustancias nocivas sino, más bien, de mala calidad. Por lo tanto, a una crema facial rica en aceites minerales debemos preferir una que contenga aceites vegetales, como el aguacate, la almendra, el aceite de girasol.

Formato

El formato más popular para cremas faciales es el pack de 50 ml, una cantidad perfecta para este tipo de cosméticos. Cabe destacar que en algunos casos basta con aplicar realmente una pequeña cantidad de producto todos los días, para cremas de uso diario, o una o dos veces por semana, para aquellos con funciones más específicas. También hay formatos más grandes de 100 ml, pero están mucho menos extendidos.

Preguntas más frecuentes sobre la crema facial

¿Cuánto cuesta una crema facial?

La mejor crema facial

Como con cualquier producto cosmético, productos con precios muy asequibles y otros más caros están disponibles en el mercado. El precio básico de una crema facial es de unos 5 € por formatos de 50 ml, producidos por conocidas marcas pertenecientes a una gama media-baja. Para aquellos que buscan un producto más específico con una acción más específica, el precio fluctúa entre 20 y 30 €. Sobre todo si te orientas hacia una crema facial ecológica el precio difícilmente será inferior a estas últimas cifras. También hay otras cremas faciales consideradas de lujo precisamente por el elevado precio que supera los 50€. Sin embargo, te recomendamos que siempre tengas en cuenta la lista de ingredientes, incluso cuando se trata de cremas caras (o marcas conocidas). De hecho, un precio alto no siempre corresponde a un conjunto de ingredientes que realmente justifica un alto gasto.

¿Cuáles son las principales marcas de crema facial?

En el campo de la cosmética existen muchas marcas conocidas y menos conocidas, cada una perteneciente a gamas media-alta o media-baja. Garnier, por ejemplo, es una marca muy conocida y extendida también gracias a los precios asequibles de sus productos. Entre los productos de alta gama encontramos las cremas faciales de Dermalogica, las de Caudalie o las de la marca Sisley, consideradas prestigiosas y de alta calidad y por tanto disponibles a un precio muy superior a la media.

¿Cuándo usar crema facial?

Dependiendo de su edad, tipo de piel y hora del día, puede aplicar un tipo diferente de crema facial. Por lo general, alrededor de los 25 años se comienza con una crema hidratante y que previene la formación de imperfecciones o arrugas. A medida que pasa el tiempo y la piel se vuelve más madura, está indicado utilizar cremas antiarrugas y resistentes a las manchas más específicas, especialmente a partir de los 50 años, como ya se anticipó en los párrafos anteriores.

¿Qué crema facial usar en el embarazo?

El discurso cambia en cambio para las mujeres embarazadas. Durante los nueve meses de gestación, de hecho, el cuerpo cambia y, en consecuencia, la piel también se vuelve mucho más sensible. El consejo es utilizar productos 100% naturales, sin conservantes ni sustancias nocivas para la salud. Además, durante el embarazo el cuerpo produce una gran cantidad de vitamina A, generalmente presente en cremas antiarrugas, por lo que es mejor evitar este tipo.