Saltar al contenido

Los mejores peelings de 2022

Mejor peeling facial

¿Deseas adquirir el mejor peeling con el objetivo de limpiar la piel de tu rostro en profundidad y eliminar las imperfecciones? Si es así, te ayudamos con esta comparativa. Asimismo, encontrarás la guía que necesitas para comprender todo a cerca de los mejores peelings. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles son los mejores peelings del 2022?

Ahora vamos a reunir los peelings que más triunfan en Amazon, al igual que los aspectos más importantes de cada producto.

Cómo elegir un peeling

Mejor peeling facial

Hidratar, nutrir y regenerar la piel del rostro son solo algunas de las acciones diarias necesarias para lograr un rostro sano y de aspecto juvenil. Cada vez son más las cremas, mascarillas o los últimos sérums que pretenden actuar en profundidad y sobre las causas más que sobre los efectos del envejecimiento cutáneo. Por este motivo, en el mercado se pueden comprar productos que actúen sobre las capas más profundas de la epidermis y sean capaces, por ejemplo, de acelerar su regeneración, equilibrar la producción de sebo o asegurar una hidratación normal.Hoy en día es posible utilizar una amplia variedad de productos y combinarlos entre sí para implementar tratamientos completos y específicos y así crear un cuidado de la piel personalizado. Esto también es posible gracias a la introducción de algunos tipos de tratamientos que antes estaban reservados para los profesionales en los centros de belleza, pero que ahora se pueden llevar a cabo en casa, aunque sea a menor escala y de forma más segura. Uno de estos tratamientos diseñados para el cuidado de la piel es el peeling. En esta página te explicamos qué es el peeling, las características de los productos a realizar y a qué prestar atención a la hora de comprar un producto para exfoliación.

Qué es el peeling

La capacidad de la piel para regenerarse disminuye con el paso del tiempo y el avance de la edad y por este motivo los primeros signos de envejecimiento facial son una piel apagada, manchas oscuras y signos más o menos superficiales. Un exfoliante para el rostro en general actúa sobre las causas de estas imperfecciones, eliminando las capas oclusivas de la piel y favoreciendo la regeneración de nuevas células epiteliales. Cuando hablamos de peeling (del inglés a peeling, peel pero también exfoliante) nos referimos más concretamente a un exfoliante químico para el rostro: como dice la propia palabra, es un tratamiento que utiliza la acción combinada de ácidos capaces de romper los enlaces entre células muertas; esto favorece su completo desapego y aumenta su regeneración. Si bien este tipo de peeling alguna vez estuvo reservado para clínicas de dermatología y atención médica especializada, en los últimos años la investigación en el campo cosmético ha llevado a la formulación de equivalentes para usar en el hogar que eran lo más potentes posible, pero que aún permanecen seguros incluso en manos de principiantes. Aún hoy, si quieres someterte a un tratamiento de peeling químico que vaya más allá de las primeras capas de la epidermis, es bueno contactar con una esteticista, mientras que para un peeling químico superficial, en el mercado encontramos numerosos exfoliantes faciales que se pueden utilizar en casa, siempre de forma responsable para evitar sorpresas desagradables.

Cómo funciona el peeling

Es importante distinguir entre dos tipos principales de exfoliación facial: la mecánica que se realiza con el exfoliante y que va a eliminar la capa más superficial de la epidermis a través de partículas micro abrasivas, y el peeling químico, o el implementado a través de la acción exfoliante de ácidos u otras sustancias capaces de liberar el rostro de la acumulación de células muertas, de la suciedad y el exceso de sebo, así como para estimular la regeneración celular. La presencia de estos ácidos no es una novedad absoluta en el campo cosmético, ya que estas sustancias se han utilizado durante mucho tiempo en pequeñas cantidades en tónicos o productos específicos para el acné. Sin embargo, su uso en soluciones y sueros que contienen un mayor porcentaje de ácidos pero siguen siendo seguros gracias al equilibrio de los mismos con otras sustancias capaces de llevar la solución a un nivel de acidez no demasiado agresivo es más reciente. Si cuando hablamos de peeling en general incluimos tanto el que se realiza en centros de belleza, como el doméstico, es bueno hacer una primera distinción clara entre los tratamientos realizados por profesionales y los diseñados para ser realizados en casa. Podemos distinguir entre:

  • Peeling superficial ligero: el que se realiza en casa y se realiza aplicando productos que se pueden adquirir en la tienda.
  • Peeling superficial: realizado por la esteticista con productos profesionales, actúa con mayor intensidad pero siempre sobre las capas superficiales de la epidermis.
  • Peeling medio: realizado en centros de belleza profesionales, es un tratamiento más invasivo y requiere unos días de descanso en casa para quemar la epidermis.
  • Peeling profundo: muy raro y realizado en muy pocos centros de belleza, tiene como objetivo regenerar completamente las capas superficiales de la piel y es muy invasivo; por lo general, requiere unos días de estadía en la clínica.

¿Por qué optar por el peeling químico sobre otros exfoliantes faciales?

Los mejores peelings faciales

Los modos de operación del peeling difieren mucho de los de un exfoliante físico. Mientras que este último puede causar irritación y al mismo tiempo actúa de una manera más superficial sobre la epidermis, la exfoliación química es profunda y va un paso más allá del fregado: limpia la superficie de la epidermis, manteniendo la piel sana, estimulando la renovación celular y maximizando así también los beneficios que aportan otros productos para el cuidado de la piel. El peeling químico, a diferencia del exfoliante, también es adecuado para pieles sensibles, en particular si se usa con conocimiento de los hechos y eligiendo el tipo apropiado para su tipo de piel.

Los ingredientes del peeling

La acción exfoliante y depurativa del peeling está provocada por la reacción química de diferentes ácidos que es importante conocer para comprar el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Gracias a un grupo de usuarios cada vez más informado y exigente, muchas marcas explican claramente la fórmula contenida en sus productos, en particular el tipo de ácidos y qué porcentaje están presentes en la composición del producto. A continuación vamos a enumerarlos y analizarlos, para tener una mayor conciencia a la hora de comprar un producto de este tipo.

Formulaciones a base de ácido glicólico u otros ácidos AHA

Este tipo de ácidos, llamados alfa hidroxiácidos, como el ácido glicólico, el ácido cítrico y el ácido láctico, funcionan muy bien para todo tipo de pieles, excepto aquellas muy sensibles a las que este tipo de sustancias pueden ser excesivamente agresivas. Sus partículas finas penetran profundamente asegurando efectos inmediatos ya después de la primera aplicación. Este tipo de ácido tiene una acción exfoliante pero no sólo: estimula el aumento de nuevas células que conducen a un cutis más brillante y ayuda a reducir marcas, manchas, cicatrices y con el tiempo incluso las arrugas más superficiales, haciendo que la piel sea más uniforme y compacta.

Formulaciones a base de ácido salicílico o ácido BHA

Este tipo de ácido extraído de la planta de sauce, además de tener una función exfoliante, tiene propiedades depurativas y antisépticas y por este motivo es apto para pieles propensas al acné, mixtas o grasas. Por lo tanto, es muy bueno no solo para regenerar la piel, sino también para purificar la cara de las impurezas que causan granos, acné y puntos negros. La diferencia entre AHA (alfa hidroxiácidos) y BHA (beta hidroxiácidos) es el nivel de exfoliación en sí. Al tener diferentes composiciones químicas, funcionan de manera diferente en la piel: los AHA aumentan la renovación celular y las velocidades de renovación, estimulando la exfoliación. Los BHA (como el ácido salicílico) se componen de una molécula más grande y funcionan eliminando las células muertas de la piel, liberando los poros de la piel del exceso de sebo.

Formulaciones a base de ácido mandélico

El ácido mandélico es otro tipo de ácido utilizado para la exfoliación facial. Más ligero y suave que los ácidos AHA, es perfecto incluso para las pieles más sensibles. Los efectos del ácido mandélico en la piel de la cara son una mayor luminosidad y una tez más uniforme. Un punto a favor de este ácido es que no es fotosensibilizante, por lo que, a diferencia de otros, no impide la exposición a la luz solar.

Formulaciones a base de enzimas o peeling enzimático

Además de los ácidos enumerados anteriormente, el peeling también se puede llevar a cabo a través de sustancias enzimáticas capaces de eliminar superficialmente las células muertas de la cara. Las enzimas son sustancias químicas naturales que actúan como catalizadores e influyen en la reacción de degradación de las proteínas epidérmicas, favoreciendo así la disolución de las células muertas. El resultado es el mismo pero mucho más ligero y gradual, perfecto incluso para aquellos con piel muy delicada. Esta categoría incluye peelings a base de cáscaras de papaya y manzana.

Los beneficios del peeling

Mejores peelings faciales

Los efectos beneficiosos del peeling en la cara son múltiples y en parte ya los hemos expuesto anteriormente. A continuación vamos a enumerarlos uno por uno para obtener una imagen completa de qué esperar después de un tratamiento exfoliante efectivo:

  • Gracias a la acción exfoliante, el peeling en primer lugar hace que la piel sea más brillante y la tez más uniforme.
  • A través de una acción regeneradora de las células y promoviendo la circulación, conduce a una reducción de manchas, pequeñas cicatrices y marcas de acné.
  • Tiene una acción purificante y ayuda a eliminar los poros obstruidos, reduciendo los problemas de acné y la piel grasa.
  • Promueve la producción de colágeno, reduciendo gradualmente las arrugas más finas.

Cómo llevar a cabo el peeling y cuáles son las contraindicaciones

Aunque los peelings químicos en casa son más seguros, sigue siendo importante no exagerar especialmente con las primeras aplicaciones: es recomendable no implementar una acción exfoliante demasiado agresiva que podría exponer la piel, debilitar la función de barrera cutánea y desencadenar inflamación. De hecho, si la piel se vuelve vulnerable a la infección por microorganismos, como bacterias y hongos, esto puede provocar hipersensibilidad e irritación. Las primeras veces se recomienda realizar una prueba para observar cualquier reacción adversa al tipo de sustancias contenidas en el exfoliante facial: basta con aplicar una pequeña cantidad de producto sobre una zona limpia de la piel del antebrazo, mantener la zona seca y no enjuagar durante 24 horas (a menos que sea un producto a dejar actuar durante un tiempo determinado, en cuyo caso deberá respetarse el mismo plazo). Cualquier irritación de la piel, enrojecimiento, ardor o picazón indican una reacción alérgica y, por lo tanto, el producto no debe usarse.

Frecuencia de uso del exfoliante facial

Los peelings, especialmente aquellos con una alta concentración de ácidos, deben utilizarse generalmente como máximo una vez a la semana, pero sigue siendo esencial respetar siempre las indicaciones que acompañan al producto. Cuando, por el contrario, el tratamiento es más suave y tienes un porcentaje de ácidos inferior al 2%, puedes someterte a un peeling ligero incluso varias veces a la semana o incluso introducir el producto en tu rutina diaria dedicada al cuidado facial. Muchas cremas o tónicos de amplia gama a menudo tienen un porcentaje reducido de ácidos y por esta razón se pueden usar con más frecuencia.

Contraindicaciones

Atención a la exposición a la luz solar: si te sometes a un tratamiento de exfoliación lo suficientemente profundo es importante no exponerte al sol y proteger la piel del rostro con una crema de protección total cuando salgas de casa. Es por eso que algunos tratamientos se recomiendan en otoño e invierno, cuando es más fácil protegerse de los rayos UV. Por último, no se recomienda someterse a un tratamiento químico de peeling facial si estás embarazada o amamantando ya que las sustancias contenidas en los tratamientos de exfoliación más profundos no son 100% seguras para el feto y podrían pasar a la leche materna.

Las diferentes fórmulas de tratamiento exfoliante para el rostro

Los productos de pelado pueden venir en una variedad de fórmulas. La elección de uno u otro depende tanto de las preferencias personales como del grado de profundidad del peeling que se quiera conseguir. En el mercado, de hecho, las fórmulas más comunes son:

  • Suero o solución: Un tratamiento peeling de este tipo suele ser más profundo y se cree que se combina con otros productos faciales, como la crema hidratante. La solución sérica o líquida son formulaciones que generalmente contienen un mayor porcentaje de ácido.
  • Crema: los productos de exfoliación en crema suelen contener un mayor número de ingredientes y por lo tanto tienen una acción menos dirigida y más de 360 grados; por la misma razón el contenido de ácido es mucho más ligero y se diluye junto con otros ingredientes activos. Este tipo de formulación es ideal si buscas varios productos en uno para usar diariamente, y en caso de que prefieras la consistencia de la crema a las soluciones más líquidas.
  • Tónico: el tónico está diseñado para la limpieza facial nocturna; en el mercado existen tónicos que contienen ácidos en diferentes porcentajes, pero siempre bastante pequeños, capaces de actuar sobre la piel durante la noche para favorecer el recambio celular.
  • Gel: para ser utilizado generalmente para la limpieza facial, debe aplicarse y luego retirarse; también en este caso la acción exfoliante suele ser delicada y gradual.
  • Mascarilla: las mascarillas, también disponibles en parches, pueden tener una mayor concentración de ácidos y por tanto una eficacia exfoliante ligeramente más intensa; es importante seguir las instrucciones y cumplir con las velocidades de obturación indicadas por el fabricante.

Preguntas más frecuentes sobre el peeling

¿Dónde comprar exfoliantes faciales?

El mejor peeling facial

Los productos para peeling facial para uso doméstico se pueden comprar en tiendas de cosméticos, farmacias o herbolarios. Incluso online es posible comprar sueros y cremas con acción exfoliante: en este caso te aconsejamos que prestes atención a las composiciones y optes por marcas conocidas, con el fin de evitar someterte a tratamientos potencialmente peligrosos o que en todo caso deban llevarse a cabo siguiendo métodos precisos y tiempos de aplicación. En caso de duda, siempre es mejor ponerse en contacto con su esteticista que podrá recomendarle un producto adecuado para ser utilizado en casa o, en caso de problemas cutáneos más específicos, puede sugerir tratamientos profesionales a realizar en centros especializados.

¿Cuánto cuesta un tratamiento de peeling facial?

El costo de un producto para peeling facial para uso doméstico puede variar mucho, en función de factores como los porcentajes de ácido utilizados y, en general, la composición de la fórmula en cuestión. Los precios también varían según la marca: como ocurre con todos los productos de cuidado facial, en el mercado encontramos marcas muy caras, cuyo precio se basa en la investigación que es la base de las formulaciones ofrecidas o en la calidad de los ingredientes utilizados.